Presupuesto 2022: rechazo luego de 20 horas de debate

La sesión sobre el presupuesto 2022 ha dejado al bloque del Frente de Todos en la incertidumbre a puerta cerrada. Hay dudas sobre las decisiones tomadas por los líderes del bloque en el Congreso y una necesidad real, especialmente entre los que responden a los gobernadores, de que las incorporaciones negociadas no se deshagan por la reconstrucción por decreto.

La iniciativa fue aceptada por 121 legisladores del oficialismo (y sus aliados) pero fue rechazada por 132 votos de los opositores.

Hubo una reunión del bloque gobernante antes del inicio de la sesión del jueves. Algunos sugirieron que, al no tener los votos, se pospusiera hasta la próxima semana. Pero al final bajaron con la convicción de que entrarían en la sesión.

Algunos también admitieron que las perspectivas presentadas por sus dirigentes no eran tan desalentadoras como para estar seguros de obtener el número. «Si los negociadores te traen a la sesión, puedes entender que tendrán los números, si no, ¿para qué nos tienen desde el lunes?», protestó otro diputado del FdT (Frente de Todos).

Presupuesto 2022: ¿Falta de diálogo?

“El presupuesto 2022 se define con diálogo, pero no saben escuchar. Dijimos que el camino no era con aumento de impuestos, y es todo lo que proponen”, sumó la exgobernadora y cerró: “Dejen de lado la soberbia y el rencor por haber perdido la mayoría automática. Acepten lo que la gente eligió y trabajen pensando en el país”, dijo María Eugenia Vidal.

“La oposición dejó al Gobierno sin Presupuesto para el 2022″, dijo Insaurralde en su cuenta personal de Twitter.

«Hubo un malentendido o alguien decidió no hacer tratos. La oposición discutía entre sí, se quemaba, y los nuestros no se movían de sus sillas. Como si no importara lo que decidieran. Estaban observando desde lejos». – dice un diputado decepcionado.

Sin embargo, en el FdT hay una opinión diferente: que la posición de la oposición está cristalizada y es puramente política, que no hay ningún cambio que les haga cambiar de opinión o que garantice que el presupuesto pueda llegar en una semana. «Nada iba a cambiar de aquí a la semana que viene, sólo era prolongar la agonía», discrepa otro legislador.

El día anterior

Pero las críticas se remontan al día anterior, el miércoles. Esa noche, durante el anuncio del veredicto, surgieron dos hechos clave: que el marco federal estaba en contra y que la Coalición Cívica no se abstendría, como había previsto. Ya estaba claro que el número no era suficiente.

La pregunta para otro legislador no K fue cómo no hubo suficiente voluntad política en su momento para anticiparse a los hechos e insistir en una sesión de todo o nada. Así lo confirma también la primera derrota del FdT en la Cámara: unas horas antes, la oposición se había unido para obligar al partido gobernante a negociar en comisión un proyecto de ley para elevar el impuesto mínimo sobre las propiedades no imponibles. Paradójicamente, es una iniciativa de un senador progubernamental, pero los diputados progubernamentales se negaron a aceptarla.

El futuro del presupuesto 2022

De cara al futuro, hay otro dilema: qué pasará con los artículos que se añadieron al presupuesto a petición de los propios presidentes del partido gobernante.

Sergio Massa y Máximo Kirchner se reunieron el miércoles con cuatro gobernadores: Jorge Capitanich (Chaco), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) Ricardo Quintela (La Rioja) y Raúl Jalil (Catamarca). El jefe de gabinete, Juan Manzur, hizo lo mismo a primera hora del jueves con los demás gobernadores.

Entre las partidas que se han añadido están un aumento del 70% en las subvenciones al transporte interno, una financiación adicional para La Rioja para compensar la pérdida histórica de un punto de división, un aumento del presupuesto universitario y la creación de zonas francas.

En este sentido, hay dos puntos clave: el gobierno ya no necesita sus votos, pero debe recortar el gasto. Pero los gobernadores de la oposición tienen más que perder, especialmente el jujeño Gerardo Morales, que logró escuchar los reclamos.
Tras el colapso presupuestario, todas estas cuestiones siguen siendo abstractas y no pueden incluirse en la ampliación. Tienen que surgir como nuevas iniciativas. «Hay un buen ambiente con el presidente y esperamos que le vaya bien. Pero no sé si lo hará todo», admite un diputado.

¡Dejá tu comentario!

* Todos los datos son requeridos (el email no se publicará).