El tapado de Román

La cumbre que mantuvieron este miércoles en el Centro de Entrenamiento de Ezeiza Juan Román RiquelmeMiguel Ángel Russo y el presidente Jorge Amor Ameal está -en parte- relacionada al posible refuerzo que el nuevo responsable del fútbol de Boca tiene en carpeta y por el que ya inició gestiones: Guillermo Pol Fernández​.

Surgido de la cantera del club, adonde debutó en 2012 de la mano de Julio César Falcioni, pasó a préstamo por Rosario Central y, luego de una fugaz vuelta a Boca ​en la que no tuvo oportunidades, por Atlético de Rafaela. Hasta que le llegó la oportunidad de ir a Godoy Cruz. Allí se asentó con Heinze, se hizo importante con el Gallego Méndez y brilló con Diego Dabove. Ese estupendo campeonato que tuvo en la temporada 2018/2019 lo llevó a Racing, que adquirió su pase en poco menos de dos millones y medio de dólares y, tras el título en la Superliga, se lo vendió a Cruz Azul en más de cuatro. Y ahora Román lo tentó para que vuelva.

Hace unos meses, cuando todavía estaba en Racing, Pol contó lo traumática que fue su última etapa en Boca. «No me trataron bien. Nunca hablé con Bianchi, solo el primer día cuando llegó y me dijo que tenía que empezar a entrenarme con la Reserva. Yo pensaba en volver al plantel profesional, pero no fue así, me entrené con la Reserva, después ya no me dejaron entrenar más y me tuve que ir«, dijo refiriéndose a su salida en 2014, pero destacando también el enorme gesto que tuvo para con él quien ahora es el encargado del fútbol de Boca: «Hubo alguien muy grande que me ayudó muchísimo. Román siempre estuvo pendiente de mi. Hasta el día de hoy estoy súper agradecido. Fue lo que me dio fuerzas para seguir adelante. Me alivió, me dijo que si necesitaba algo él estaba a disposición, que él me podía ayudar».

En lo que va de la temporada del fútbol mexicano Fernández lleva disputados 12 partidos, apenas cuatro de ellos como titular. Pero eso no le pone el freno al deseo de Riquelme, que ya recibió el OK del jugador y ahora espera poder llegar a un acuerdo con Cruz Azul, el dueño de su ficha. La primera propuesta de Boca, de repatriarlo a préstamo, fue rechazada por el club azteca, que quiere vender al menos una parte de su pase.

Lo cierto es que la operación por Pol ​ya está en marcha. ¿Será él el primer refuerzo?

Los comentarios están cerrados momentáneamente.