El Día D del Tano

«El que abrió la puerta fue De Rossi», dijo Burdisso hace unos días. Y el que deberá decidir si la puerta de la Bombonera se abrirá definitivamente (o no) también es el mismo De Rossi. Es que, tal cual reveló el manager de Boca, el histórico volante de la Roma se comprometió a dar una respuesta. Y este lunes sería el Día D.

El experimentado volante italiano reconoció muchas veces su sueño de jugar en la Bombonera. Y, tras emotiva salida de la Roma, esa ilusión se transformó en posibilidad, en rumor, en información. No sólo por el vínculo que tiene con el manager Nicolás Burdisso, sino porque en las últimas semanas tiró algunos guiños.

El viernes, algunos medios italianos indicaron que De Rossi y su mujer Sarah Felberbaum se habrían contactado con la Escuela Cristóforo Colombo de Buenos Aires para averiguar vacantes para sus hijas.

Según publicó Il Messagero, De Rossi podría llegar a Boca por medio año para jugar la Libertadores y luego viajar para Estados Unidos a continuar en la MLS.

«Me encanta Boca. Cuando era chico siempre decía que un año que Boca tenía que jugar. Era algo que pensaba para el final de mi carrera», aseguró el jugador hace un tiempo.

«Es difícil. Si viene, es una decisión que debe tomar él para venir a jugar su último año de la carrera a Boca. Nosotros tenemos la puerta abierta para esa clase de jugadores que jerarquizan nuestro equipo», dijo el lunes Angelici…

A los 35 años, De Rossi tiene una eterna carrera en Roma, donde jugó 636 partidos, marcó 63 goles y ganó dos Copas de Italia y dos Supercopas italianas. Con la selección de Italia, jugó 117 partidos y fue campeón en Alemania 2006.

Los comentarios están cerrados momentáneamente.