Bombonera 360: Ameal y la realidad del proyecto

El presidente de Boca habló sobre la ampliación del Templo Xeneize.

La Bombonera tiene cada día mejor aspecto, a pesar de la falta de aficionados en las gradas. Los trabajos de pintura, los nuevos asientos e incluso un vestuario local han devuelto gran parte del brillo perdido. La cuestión es qué pasará con el proyecto de la Bombonera 360, la renovación y ampliación del estadio para acoger a casi 80.000 espectadores.

«Nunca hemos dejado de hacerlo. Desde el día en que tomamos el mando hasta hoy, hemos trabajado. Hay que tener ingeniería económica y financiera y luego decir cómo. Trabajamos todos los días. Podríamos haber dicho que no se puede hacer. Pero se puede hacer. Siempre hemos dicho que es difícil y que hay que trabajar», explicó Jorge Ameal hace unos días.

De hecho, el proyecto, que -además de sumar a Riquelme a su lista- fue el caballo de batalla de Ameal durante las elecciones, aún está en las primeras etapas de recaudación de fondos, con dificultades que se han visto agravadas por la pandemia, a pesar del acercamiento con el gobierno chino.

La obra y los vecinos

Hasta el momento, los vecinos de las dos medias manzanas necesarias para la obra aseguran que no se han puesto en contacto con ellos para negociar la compra de 129 inmuebles, divididos en 95 pisos, 20 casas, nueve casas con unidades, cinco pisos con unidades y otro más, según el único sondeo realizado en lo que va de 2017 y liderado por la actual administración.

Según el informe, del total de propietarios, 40 eran vendedores, 27 tenían una buena actitud, 14 una actitud regular, 19 no eran vendedores y 29 tenían problemas legales o de herencia. Esto significa que el 63% vendía, el 22% estaba en disputa y el 15% no vendía.
Jugó en el fútbol juvenil de Boca y pasó directamente del Ascenso al fútbol coreano.

El valor de compra estimado de los bloques era de 19.827.949 dólares, según el Consejo de la Propiedad Inmobiliaria, y la recomendación era «intervenir los inmuebles con seguridad y realizar una demolición urgente» para evitar su reocupación.

El coste estimado entre las propiedades y la obra se calculó en 80.000.000 de dólares, según las oficinas de los xeneizes.

Ante estas dificultades, Ameal dijo que decidieron hacer lo que tenían a mano, como «pintura, mejoras, vestuarios nuevos, sillas de repuesto», pero afirmó que «el proyecto 360 sigue intacto», aunque parece estar estancado y con las mismas dificultades que han tenido otros ayuntamientos desde Alberto J. Armando en los años 70 hasta la actualidad.

«Es difícil, pero estamos en el buen camino para poder hacerlo». – añadió el presidente del xeneize, que va a cumplir dos años de gestión, en una entrevista con Boca de Selección.

«Lamentablemente nuestra gente no viene, y cuando la ven (Bomboniera) la ven pintada, mejorada, con una inversión muy importante. Algunos querían demolerlo, nosotros dijimos que no». – El presidente insistió, refiriéndose a la idea de Daniel Angelici de construir un nuevo estadio y dejar el templo al margen.

Una vez que se complete la financiación para la compra de las dos medias manzanas y las obras, se dará liderazgo al proyecto Bombonera 360, cuyo tiempo de construcción se estima en 30 meses, por lo que no formará parte del actual mandato de Ameal.

«Esperamos un aumento de 24.000 espectadores, con un 70% de público y un 30% de puestos», dijo el ayuntamiento hace tiempo, con el objetivo de llegar a los 78.000 espectadores y quizás a los 80.000. Pero por ahora, tenemos que esperar.

¡Dejá tu comentario!

* Todos los datos son requeridos (el email no se publicará).